miércoles, enero 20, 2021

«La danza es un medio para contar», Dávalos Roque

«Lo más importante es que el público conecte contigo, con esa emoción»

Marel Dávalos Roque, integrante de la Compañía de Danza Folclórica del Tec, recuerda con sentimientos de nostalgia y satisfacción su última presentación en el Auditorio Luis Elizondo, previo a la parálisis de muchas actividades provocada por la crisis sanitaria del Covid-19.

La también estudiante de Diseño Industrial no puede evitar que se le quiebre la voz al saber que el 2020 fue su último año sobre el escenario. Sin embargo, Marel reconoció que su paso por la Compañía de Danza Raíces le brindó la oportunidad de transmitir su pasión por el folclor mexicano.

«La danza es un medio para transmitir alguna historia, alguna emoción y me encanta poder transmitirlo en el escenario, a través de la pieza que esté interpretando», expresó. «Lo más importante es que el público conecte contigo, con esa emoción», puntualizó.

Una bailarina versátil, tenaz y disciplinada que no se pone límites y enfrenta cualquier reto con aplomo, así es como Eloísa Hernández, directora de Raíces describió a la joven. «Ella expresa sentimientos y emociones a través de la danza, no ve diferencia entre ensayos y funciones, siempre baila con mucha energía y pasión», mencionó Hernández. «Mi mensaje para ella es que disfruten al máximo cada aspecto de su vida profesional y que nunca deje de combinarla con el arte», compartió.

Con cuatro giras internacionales a Chile, Argentina, Colombia y Turquía, además de una certificación académica en Florencia, Italia, la estudiante destacó por su entrega a la danza folclórica. «Para mí Arte y Cultura es muy importante porque la danza es algo que he llevado conmigo desde chiquita, y que el Tec me haya permitido ser parte de esto me ayudó a seguir creciendo», comentó. Es muy importante tener estas experiencias, añadió, para conocer nuestras raíces y lograr un sentido de pertenencia.

«Comencé en Arte y Cultura desde que estaba en la preparatoria, recuerdo que me enamoré del folclor cuando, en una de nuestras presentaciones, me tocó ver el faldeo en la pieza del Son de la Negra», detalló. Marel agradeció además a la maestra Eloísa Hernández, directora de Raíces, por impulsarla a ser una mejor bailarina, pero, sobre todo, una mejor persona.

// El Porvenir

A %d blogueros les gusta esto: