domingo, octubre 17, 2021

Gabriela Cantú comparte introspecciones

Artículo anteriorCafeína
Artículo siguienteDe cine y naufragio

Durante esta etapa de confinamiento, Gabriela Cantú ha podido reflexionar y hacer una revisión de algunos acontecimientos que la han marcado.

Durante esta etapa de confinamiento, Gabriela Cantú ha podido reflexionar y hacer una revisión de algunos acontecimientos que la han marcado.

 «Es algo que lo tengo en mi cabeza y en estos últimos meses me he puesto a pesar mucho en el paso del tiempo, justamente por estar encerrados, hay una sensación de que el tiempo está pasando de otra manera, también estoy llegando a la mitad de la vida y he estado en una profunda reflexión sobre lo que he hecho todos estos años», expresó la escritora.

 «Mucho tiene que ver con la relación con mi padre, que murió hace dos años, con esta necesidad de tener su aprobación, de aprovechar el tiempo; la vida se va en un segundo, y me aterra de pronto vivir, es la verdad y de alguna manera eso me hacer ser intensa y vivir las cosas intensamente».

Cantú Westendarp fue entrevistada por la escritora Marisol Vera Guerra sobre su obra poética, su proceso de escritura y su transformación en el sentido humano, en la sesión del programa Diálogos con los autores de Nuevo León, transmitido por CONARTE y la Casa de la Cultura de Nuevo León a través Facebook Live.

 «El tiempo y el cuerpo son mis obsesiones», manifestó la poeta, Premio Nacional de Poesía Ramón López Velarde 2012.

En la charla, la escritora también reveló que padece fibromialgia desde hace tiempo.

«Cuando uno tiene dolores en el cuerpo, se hace consciente de su cuerpo, y el dolor te empieza a controlar. Hay cosas que nunca desparecen y el cuerpo tiene memoria», dijo

«Siento que tengo una conciencia muy amplia sobre mi cuerpo, bailé por muchos años, tuve educación de danza, era algo que disfrutaba mucho, cuando danzaba entraba en otro mundo, que era mío y donde me podía desplazar de acuerdo a lo que escuchaba y a un ritmo que se fue gestando dentro de mi cuerpo», manifestó Cantú Westendarp.

Señaló que su libro «Material peligroso» es el más conocido y leído, asegurnado que marca su carrera como escritora, porque logró dar un giro a su proceso creativo.

«El lenguaje es amigable, pareciera que hay una sencillez, pero en esto me pongo a pensar en el poeta Samuel Taylor, quien dice que, si tu texto se puede decir de una manera más sencilla, te falta trabajo. Yo no creo que tu texto tiene que ser escrito de una manera compleja para que seas profundo».

// El Porvenir

spot_img
A %d blogueros les gusta esto: